Masa de pizza esponojosa

Si somos amantes de comer una pizza con su masa esponjosa, has llegado al lugar indicado. Puede parecer una receta difícil, ya que la idea de que la masa de pizza quede esponjosa nos puede llevar algún quebradero de cabeza. Aquí te explicamos cómo hacerlo, ya verás que es sencillo, rápido y barato.

Cómo hacer una masa de pizza esponjosa

Masa de pizza esponjosa ingredientes
Masa de pizza esponjosa

Ingredientes

  • 400 gramos de harina de trigo
  • 250 gramos de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 gramos de levadura seca de panadería
  • 1 cucharadita de sal

Modo de empleo

  1. Para empezar la receta de la masa de pizza esponjosa, añadimos en un bol la harina y la sal y mezclamos los dos ingredientes juntos.
  2. Una vez se hayan mezclado, añadimos a esta masa la levadura y volvemos a mezclar los tres ingredientes.
  3. El siguiente paso es añadirle el agua primero, y luego el aceite de oliva. Removemos los ingredientes y lo haremos de forma circular. De esta manera conseguimos que entre aire en el interior de la masa. Una vez quede todo bien mezclado, dejamos reposar el bol durante 10-15 minutos con un fil por encima.
  4. Pasado el tiempo, la masa habrá aumentado un poco de tamaño. Añadimos unas gotas de aceite en la mesa de trabajo y colocamos la masa encima del mismo. Con las manos, amasamos e intentamos que toda ella quede bien impregnada de aceite. Volvemos a formar una redonda con la masa y la dejamos reposar encima de la mesa de trabajo durante 15 minutos más.
  5. El siguiente paso será repetir el paso número 4.
  6. Para finalizar el proceso, espolvoreamos la mesa de trabajo con un poco de harina, y vertemos la masa de la pizza. La mezclamos bien con la harina y volvemos a hacer una bola que dejaremos reposar durante 10 minutos. Una vez pasado ese tiempo, la masa de pizza esponjosa ya estará lista para amasarla con un rodillo amasador o con las manos.

Especificaciones de la masa de pizza esponjosa

Para conseguir que quede una masa de pizza esponjosa, es importante que en el paso número 3, haremos movimientos envolventes para que el aire se introduzca en el interior de la masa. Es de esta manera cómo conseguiremos que quede una masa esponjosa, tal y lo que buscamos.

El paso número 4 habrá que repetirlo 2 veces, que el aceite hará la función perfecta para que la masa de pizza quede esponjosa. También es importante que dejemos reposar el tiempo indicado, 15 minutos las dos primeras veces, y 10 minutos en el paso número 6.

Si vamos a utilizar la masa para pizza esponjosa en el momento, una vez tengamos la forma que más deseemos, añadiremos unas pocas gotas de aceite de oliva para introducirla en el horno. De lo contrario, si la masa la utilizaremos otro día, la guardaremos en la nevera o en el congelador, dependiendo de los días.

Si te ha gustado cómo hacer una masa de pizza esponjosa, puedes mirar éstas:

Masa de pizza sin levadura ingredientes
Masa de pizza sin levadura
cómo hacer Masa pizza casera básica
Masa pizza casera

MASA DE PIZZA